IMPACTO SOCIO ECONOMICO DE LA ZONA FRANCA NICARAGUAN FRUIT COMPANY, S. A., EN LA COMUNIDAD DE SAN BLAS

Nicaraguan Fruit Company, S.A., es una empresa bajo el Régimen de Zonas Francas de capital estadounidense con operaciones ubicadas en la Comunidad de San Blas, en el Departamento de Granada, dedicada al empaque y exportación de plátanos frescos y plátano pelado hacia los mercados de Estados Unidos y Centroamérica.

La empresa ha efectuado inversiones grandes en Nicaragua incluyendo fincas, plantas empacadoras, equipos y maquinaria, sumando más de 350 hectáreas. Actualmente exportan entre 8 a 10 contenedores semanales y cuentan con más de 450 colaboradores.

La empresa tiene como visión, ser una empresa líder en Nicaragua en la producción y exportación de frutas frescas y procesadas. Con un personal altamente calificado, técnicos y administrativos que participan en todas las actividades del proceso agrícola y agroindustrial de la empresa, obteniendo productos con alto estándar de calidad, que permitan la exportación de los mismos a los mercados mundiales más exigentes.

A la fecha suman una inversión de 5 Millones de dólares y 350 hectáreas de cultivo, los que proyectan aumentar en 250 hectáreas adicionales en el presente año; Tienen proyectado aumentar sus exportaciones de 400 contenedores de 25 toneladas en el año a más de 600 contenedores anuales para el año 2020, dado que existe un incremento en la demanda de fruta fresca y fruta pelada de alta calidad en el extranjero.

Cuentan con dos fincas y dos plantas empacadoras y sus principales exportaciones están destinadas a Estados Unidos para la comercialización de plátano fresco en supermercados y en plátano pelado para la industria alimenticia en la producción de tajadas fritas empacadas en Costa Rica y Honduras.

La empresa cumple con las normas y leyes que rigen el régimen de zonas francas asegurando estabilidad laboral, prestaciones socios laborales correspondientes y capacitaciones; promoviendo la educación e incidiendo en el desarrollo de las comunidades donde operan, beneficiando a más de 500 familias de San Blas y Santa Clara. Han efectuado donaciones en el área educativa en suministro de mobiliario, útiles escolares y deportivos e integración de los estudiantes a programas culturales así como la integración de pequeños productores al encadenamiento productivo brindándoles asistencia y capacitación técnica y la compra de sus productos.

Fuente: 
CNZF